El analfabetismo es una problemática social, cultural, política y educativa que requiere de un compromiso mundial para ser resuelta. Para ello, se establece como acciones concretas la ejecución de programas masivos de alfabetización y crear mejores oportunidades en el acceso a la educación. Esta es una tarea fundamental que corresponde básicamente a las políticas educativas de cada gobierno.

Por lo general, los programas de alfabetización locales, regionales, nacionales o internacionales tienen como objetivo básico lograr que los/as participantes aprendan a leer y escribir. Los gobiernos suelen concentrar sus expectativas en estas acciones toda vez que consideran la necesidad de disminuir la brecha social que separa a las poblaciones tradicionalmente excluidas de los beneficios de la educación. Sin embargo, en los últimos años se ha planteado la necesidad de incorporar una serie de nuevas alfabetizaciones al sistema educativo, como ser la necesidad de adquirir competencias en lenguajes audiovisuales, el dominio y uso de recursos informáticos o la búsqueda y selección de información, entre otras. Estos elementos se han ido incorporado siguiendo uno de los elementos centrales de la alfabetización: superar la desigualdad y la discriminación, y avanzar en procesos de inclusión.

De esa forma, la alfabetización se constituye en la posibilidad de aprender a decodificar los signos culturales del mundo en el que vivimos, por ello su importancia salta a la vista. Se trata de un aprendizaje para la vida que posibilita el desarrollo social, en la medida que permite activar las potencialidades productivas de todo ser humano, pues cada quien tiene capacidades múltiples, diversas y complementarias en distintos ámbitos.

Esa visión de alfabetización responde a la intencionalidad de mejorar la calidad de vida de las personas y proporcionar condiciones igualitarias de educación para todos. Por ellos, el IIICAB se propone trabajar en investigaciones educativas sobre alfabetización para la vida, en temáticas relacionadas con la conceptualización teórica del área, la ejecución de programas de alfabetización, contextualización de métodos de alfabetización, evaluación de procesos y de impacto de programas y la post-alfabetización.